Diabetes

La diabetes se debe a la elevación  continua de glucosa en sangre, debido a la disminución de la producción de insulina y aumento en la resistencia a la insulina. La elevación continua de glucosa  de no controlarse adecuadamente, a largo plazo puede provocar alteraciones en la función de diversos órganos, especialmente los ojos, los riñones, los nervios, el corazón y los vasos sanguíneos.

Existen tres tipos de diabetes: 

Diabetes tipo 1 de causa autoinmune y en personas más jóvenes, Diabetes tipo 2  asociada a factores hereditarios, obesidad y malos hábitos alimenticios, la más frecuente de todas. y la diabetes gestacional. 

La diabetes puede presentar varios síntomas que pueden servir como indicadores para detectarla, sin embargo estos no se presentan hasta que los niveles de glucosa están muy altos.

Dra. Ana Eugenia Teniente Sánchez

Egresada de la Facultad de Medicina, Universidad Autónoma de San Luis Potosí,  para continuar con la Especialidad en Medicina Interna en el Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto”. Universidad Autónoma de San Luis Potosí además de una Subespecialidad en Endocrinología Clínica en el Hospital Universitario “Dr. José Eleuterio González”, Universidad Autónoma de Nuevo León y un Posgrado en Diabetes Mellitus. Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey.